28 feb. 2012

The Fantastic Flying Books of Mr. Morris Lessmore

Somos un blog literario, así que es para congratularse con el Oscar que se le ha dado este año, en el apartado de Mejor Corto de Animación, a esta pequeña maravilla.

Disfrutad de ella durante los poco más de 15 minutos que dura.

14 feb. 2012

Nuevo número de la revista pulp (nº9) Los Zombis no Saben Leer


Ha salido el noveno número de la revista pulp Los zombis no saben leer. Se trata de una revista literaria de descarga gratuita representativa de los estándares del género pulp a través de autores hispanohablantes y que se puede adquirir libremente desde su página web (http://www.revistapulp.com) o a través de la librería online Cyberdark.

La revista contiene en su interior 11 relatos y una novela corta de los siguientes autores: Ana Morán, Esteban Díaz, Félix Royo, Israel Santamaría, Luis Carbajales, Pedro Pastor, Santiago Eximeno y Víctor Marchán, así como las ilustraciones de Dartan Frost, David Montero y Javier Durán, con portada de Brenda Córdoba.

Encontraremos los siguientes títulos a lo largo de las 123 páginas que podemos descargar en dos versiones (una gráfica de alta y baja calidad, y otra textual). Está anunciada también la salida próxima de todos los números de la revista para ebook, también como descarga gratuita en la web.
La muerte es un juego de azar.
Hank Bloodwalker y el sidekick afeminado.
Aquella guerra, aquellos días: Munich, 16 de enero de 1919.
Dos caras de una misma moneda.
Patético.
Otra vez.
La muela del Juicio final.
La venganza es un plato que se sirve bien frío.
Tamara.
La maleta.
Hank Bloodwalker las prefiere poco hechas.
Nuestros ojos os vieron desde el cielo.

Datos:
Los zombis no saben leer. Número 9.
ISSN: 1989-7219.
Descarga gratuita.
PDF en distintas calidades.
http://www.revistapulp.com

6 feb. 2012

Tres deseos

Todo el mundo me habla de sus deseos: El tener una mujer exuberante entre los brazos, el saborear una copa del mejor vino; pero por encima de todos ellos está mi placer favorito, ver la cara que ponéis cuando esa mujer se marcha con vuestro dinero o cuando entre estertores, tiráis la copa ya vacía de veneno.

Ahora decidid con cuidado qué deseo será el último, que ya me aseguraré yo de disfrutar del mío… Amo.