17 feb. 2010

Cambio


Cambio
teclados frenéticos,
teléfonos insistentes,
monóxido de metro,
y despertares obligados

por el suave murmullo de las hojas
que se quejan bajo mis pasos
por estrellas impúdicas,
sin nubes viciadas,
por un bosque cuyas fauces
ya no me den miedo.



Imagen: *torvenius

18 comentarios:

  1. Fiel reflejo de los tiempos frenéticos que vivimos y la búsqueda de una paz díficil de tener.

    Fer

    ResponderEliminar
  2. Eso es, volvamos al sitio de donde venimos.

    ResponderEliminar
  3. Si es que llevamos vidas con ritmos equivocados, tanto estrés!!

    Un saludo indio

    ResponderEliminar
  4. Genial, ya me gustaría a mí sentir esa sensación ;)

    ResponderEliminar
  5. Es bueno cambiar y recargar las pilas arropado por el sonido de la naturaleza.

    L;)

    ResponderEliminar
  6. qué contraste! Así es como vivimos, yo también aprovecho para ir a la naturaleza ya sea montaña o playa para desetresarme de todo, no encentro mejor manera.
    Saludetes

    ResponderEliminar
  7. Eso es disfrutar y acabar por un momento de todo el stress...luego seguira todo igual pero tu ya habras disfrutado un poco de serenidad..
    Siguiendote el rastro..

    ResponderEliminar
  8. Hay tiempo para escribir y para leer...

    (espero)

    Besicos

    ResponderEliminar
  9. Excelentes palabras y deseos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Yo cambio mis exámenes y entregas, por un fin de semana sin preocupaciones.

    Jeje bromas a parte, este mundo necesita un cambio, de perspectiva.

    ResponderEliminar
  11. Todo es muy rápido últimamente,que ya ni nos damos cuenta como la vida se nos va en un suspiro. Hay que encontrar un tiempo para encontrarnos a nosotros mismo o hacer ese cambio que siempre es tan necesario.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Genial relato... Yo tb quiero ese cambio...

    dirty saludos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  13. Una clara percepción de la realidad que nos abruma. Nada más bueno que recomenzar el camino.¡Excelente!Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Comparto plenamente, que equivocados que estamos con el rumbo que le damos a nuestras vidas!

    Saludos!
    Marcelo

    ResponderEliminar
  15. Siempre he querido hacer un cambio como ese pero no se que haria sn internet ni facebook ;)

    Buen poema, un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Me apunto... aunque luego tendría que volver a cambiar, es lo que tiene mi esencia, querer lo que no tengo...

    ResponderEliminar
  17. yo también cambio la ciudad agitada y contaminada por naturaleza y el sonido de grillitos!

    ResponderEliminar
  18. Que estético es este blog, una maravilla, me gusta como escribes, que bueno sería poder cambiar todo eso... Seguiré leyendo Saludos

    ResponderEliminar