20 sept. 2010

En blanco



Con las páginas en blanco me desafía altivo mi cuaderno nuevo, cuentos historias y poemas se dibujan en mi mente para callarle la boca y cubrir sus hojas con tinta que aun saliendo de un bolígrafo duele tanto como si fuera sangre ya que surgen del alma.


Me levanto y doy vueltas por la casa, persigo ideas más cuando creo alcanzarlas se transforman en humo, un humo que poco a poco me asfixia, casi sin aliento me arrastro hasta el cuaderno y dejando el bolígrafo a su lado declaro mi rendición.


Recojo y me marcho a descansar, aun estando de espaldas sé que me mira… sonriendo, hoy ha vuelto a ganar.

10 comentarios:

  1. Ah, pero cuando pierde debe ser de goleada...

    ResponderEliminar
  2. Se suelen perder algunas batallas pero no la guerra!!

    Ánimo y a llenarla de historias!!

    b7s
    L;)

    ResponderEliminar
  3. día y días...

    lo mejor es no pensar en ganar, un día sólo vendrán las ideas a tu cabeza y ganarás sin siquiera saberlo

    ResponderEliminar
  4. Me alegro en este caso por el vencedor. Es bueno que siempre gane, significa pues, que no hay lugar para la falta de inspiración. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. El mejor amigo de un poeta es la hoja en blanco. Disfrútala, gózala y luego, llénala.

    ResponderEliminar
  6. Incluso en blanco ha perdido...jejejeje!!

    Saluditos de la chica contra el vacio.

    ResponderEliminar
  7. Bueno... hay días que se nos pasan en blanco, de mente y de inventiva... Así es la vida, no problem, nos pasa a todos

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. Siempre ganan, porque cuando vences a uno otro toma su lugar,como los heroes, ¿pero no son las batallas que no puedes ganar las que realmente merece la pena luchar?

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Escribir es una batalla... con el entorno con el lapiz y el papel con nosotros mismos. :D

    ResponderEliminar