6 feb. 2012

Tres deseos

Todo el mundo me habla de sus deseos: El tener una mujer exuberante entre los brazos, el saborear una copa del mejor vino; pero por encima de todos ellos está mi placer favorito, ver la cara que ponéis cuando esa mujer se marcha con vuestro dinero o cuando entre estertores, tiráis la copa ya vacía de veneno.

Ahora decidid con cuidado qué deseo será el último, que ya me aseguraré yo de disfrutar del mío… Amo.





6 comentarios:

  1. Es lo malo de dejarse llevar por los impulsos primarios: que te impiden pensar.
    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente. Se suele pensar con lo que no se debe.

    Equipo Deprisa.

    ResponderEliminar
  3. comparto contigo, es cierto hay que saber controlar los deseos y si son malos uir de ellos. BUEN POST.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Juana. ;)

    Equipo Deprisa

    ResponderEliminar
  5. Tened cuidado con lo que deseais, no sea que se haga realidad.

    Un saludo del Bardo

    ResponderEliminar