15 dic. 2012

Ilusionaria 3

Hará cosa de un año largo, que Juande Garduño se dirigió a un servidor para ver si me interesaba echarle una mano con las correcciones de un proyecto solidario que había salido de su cabeza, y que dio pie a ser el proyecto Ilusionaria. Ni que decir tiene que no lo pensé un segundo, y junto a Susana Eevee nos pusimos con la tarea de dejar lo más limpios y aseados, aquellos relatos que el propio Juande tuvo a bien seleccionar en aquella primera entrega. Ese primer libro fue destinado, los beneficios, me refiero, a los niños ucranianos que durante unos días viajaban a pasar unos días de alegría y felicidad al pueblo natal de Garduño, Fuente Obejuna.

Empezaba a gestarse algo, la cosa no quedaba en esos niños, quedaban muchos autores e ilustradores con ganas de aportar su trabajo y Juande se lió de nuevo la manta a la cabeza e Ilusionaria se ponía de nuevo en marcha para destinar los beneficios de la venta de los cuentos a un niño, Abraham Presa Alba, necesitado de una operación muy delicada de médula. En esta segunda ocasión, y junto a Alberto Morán Roa, me puse manos a la obra con los siguientes cuentos que nos iban llegando. 

Y hete aquí, que con la próxima llegada de las fechas navideñas, y viendo que seguía quedando mucho material por seleccionar, una tercera entrega se ponía en marcha allá por el mes de septiembre. Esta vez, la labor la emprendimos Virginia Pérez y un servidor, y los beneficios irán destinados a la Fundación y Colegio Mariano Garrigou para niños con Síndrome de Down.

Con tiradas iniciales de unos quinientos ejemplares, se iba logrando el objetivo, y es cuando te dicen que en este tercera entrega se van a publicar mil quinientos, cuando ves realmente que el trabajo de Juande, Carmen, Voro, David, Mónica y todos los que se han ido reuniendo a lo largo de estas páginas, merece la pena, ya que una sola sonrisa de esos niños que leen los cuentos o miran las ilustraciones, y otra de aquellos a quienes van destinados los beneficios, no se pagan con todo el oro del mundo.

Si hemos logrado con estos tres Ilusionarias, y si Juande lo requiere, con los n-siguientes, hacer feliz a un solo niño, creo que podemos darnos por más que satisfechos. Y eso sol ose logra, con ILUSIÓN, la que tenemos todos aquellos que de una u otra manera somos "elegidos" para participar en el proyecto.

SOIS GRANDES, todos y cada uno de vosotros (no nombro a nadie porque sois muchos y no quiero olvidarme de ninguno), y me siento muy feliz de poder estar junto a vosotros. GRACIAS, de corazón.

Pd. Y añado que se pueden seguir solicitando ejemplares de Ilusionaria 3, que tenemos que acabar con todos. Info, aquí mismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario