25/6/2011

Era

Era la única de sus amigas que no había ido, siempre decían que era demasiado inmadura.

Cuando se encendió la luz se colocó de forma insinuante mientras rogaba por dentro ser elegida esa noche. Las otras fueron saliendo una a una, hasta que cerró la puerta y se apago la luz. Ya había perdido la esperanza cuando se abrió la puerta y el amo relamiéndose con lujuria la llevo con las otras.

El hombre se acerco a sus compañeras y sin pudor alguno empezó a desnudarlas. Sin apenas descanso entre una y otra fue ocupándose de ellas hasta que la llego el turno. Cuando la agarro reprimió un gemido, sabiendo que no debía hablar la costo aun mas cuando la toco con sus labios y su lengua recorrió su cuerpo.

Un denso y blanquecino líquido avisó del inminente final, dos mordiscos acabaron con su vida, final feliz para una fresa…

5 comentarios:

  1. Jaja Estupendo. Mi mente divagaba en otras cosas cuando de repente llegué al final.

    ResponderEliminar
  2. Jejejeje, qué picarones sois.

    Y nosotros que mal pensados.

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. Corto relato pero intenso... Era...

    SALUDOS!

    ResponderEliminar
  4. Jajajajjajaa...q era una gamba??m encantan las sorpresas y el final es muy bueno!!

    Saluditos de la chica en salsa.

    ResponderEliminar