29/7/2009

Cien palabras

¿Qué se puede contar en cien palabras?
Cien encuentros o cien despedidas. Historias de niños zombi, poesías, e incluso reseñas de otras historias.

Pero entonces…

¿Por qué es tan difícil condensar esas posibilidades ilimitadas en un medio tan limitado?
Tal vez deseamos expresar tantas ideas que al final se nos olvida el mensaje que queríamos transmitir, como si fuera una semilla escondida en un fruto demasiado grande. Quizá escribir sólo sea comunicar algo desde la sima de un alma a otra dispuesta a escuchar, ya sea despacio o deprisa ya sea con una o cien palabras, ¿no?.

Imagen de ~Bulb-wzp.

Si te ha gustado vota este blog en la categoría de cultura.

24 comentarios:

  1. ¿Cien palabras o un mundo? Ese es el reto de este blog :-)

    ResponderEliminar
  2. Es muy complicado resumir, a mi em cuesta mucho...

    Besicos

    ResponderEliminar
  3. buenas!

    te he confundido en otro blog... suerte que el mundo bloguero es muy enrollao!

    Gracias por el add en el facebook.
    Un gusto conocerte y leerte!

    salu2

    ResponderEliminar
  4. Así es, los microrrelatos son siempre los más díficiles de crear, precisamente por el poco espacio que tienes para ello.

    Hay que ser muy bueno condensando y llegando al lector. Y eso siempre es lo más díficil.

    ResponderEliminar
  5. Muchas veces es imposible expresar algo en cien mil palabras.

    Transmitir con solo cien es un verdadero logro.

    Ehse

    ResponderEliminar
  6. Por supuesto.

    Lo importante es tener algo que decir y ganas de hacerlo, da igual el número de palabras que se emplee para ello.

    Es mejor hacerlo todo sin límites de ningún tipo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. A mi me ponía muy nervioso siempre cuando en el cole me decían eso, en sólo 100 palabras, acababa borrando contando y recontando y con la duda de siempre de si los espacios contaban.

    Sau2

    ResponderEliminar
  8. Admiro la capacidad de concretar, porque yo soy más de divagar.
    Lo importante es que no se pierda el mensaje ni por resumir demasiado ni por alargarse en exceso.
    Un abrazo zurdo.

    ResponderEliminar
  9. Lo que importa es la calidad de las palabras, no la cantidad. La gracia de un microrrelato es decir más con lo que se omite que con lo que se dice, y creo lo consigues muy bien ;)

    Un besito,
    Mun

    ResponderEliminar
  10. Se consiguen textos hermosos si se puede concretar los suficiente. Muy cierto, no siempre en la cantidad, está la calidad.

    ResponderEliminar
  11. En ocasiones, con 100 palabras nos sobraría la mitad para expresar lo que queremos.

    Los mejores microrrelatos que yo he leído tenían bastante menos cantidad.

    Como dicen por arriba, lo importante es la calidad.

    Saludos desde Black Sound History!

    ResponderEliminar
  12. Cien palabras, una mirada o el silencio. Cuando el que quiere decir DICE, y el que quiere escuchar se abre se borran las barreras del lenguaje y se crea el puente de la comunicación. Hermoso blog! Gracias por la visita!

    ResponderEliminar
  13. Lo peor es cuando tienes mucho que decir pero no das con el "como"

    ResponderEliminar
  14. A veces tengo cien deseos de escribir y no encuentro las palabras. Otras veces, hay cien palabras buscando decir.

    Mientras, prefiero leer tu mundo de palabras cien veces.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Me ha gustado el blog. Los cuentos de niños zombis son una deliciosa provocación. Esta noche intentare escribir un microrelato, a ver si salgo victorioso

    ResponderEliminar
  16. Yo creo que mientras tengas claro lo que quieres transmitir, de cien palabras te pueden incluso sobrar 90.
    Lo malo es cuando tienes la idea, pero no la forma; entonces no te llega ni con mil.
    He encontrado tu blog de casualidad y me ha encantado,así que con tu permiso me pasaré por aquí más a menudo.
    Un saludo.
    Nerim

    ResponderEliminar
  17. Lo que está claro es que la palabra es necesaria. Escrita o hablada.
    Yo prefiero escribirlas, y con esto no quiero decir que me considere escritora, ¡para nada!, es sólo que así expreso mejor lo que quiero decir, y además, prefiero lo breve.

    ¡Ale, ya sabéis un poquito más de mi!
    Un besote Deprisa ;)
    (Gracias por seguirme)

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. las 100 palabras exactas, dificil reto, tal vez porque siempre que escribimios queremos decir más y nos dispersamos.
    seguire atento las tuyas.
    salu2

    ResponderEliminar
  20. La técnica de la sintesis es lograda despúes de un duro trabajo. Y trabajo es esto , escribir que unos hacen mejor que otros...
    saludos!

    ResponderEliminar
  21. Hola deprisa, si quieres relatos de cien palabras yo tengo varios en mi blgo. Es un ejercicio estupendo, te centras a la vez que dejas al lector que realice el seguimiento de la historia.
    Los hago con 100 palabras para un concurso de radio, ese es el reto, cuando los paso al blog igual le meto alguna más o le quito.
    Hay uno que a mi me gusta mucho, aunque sea mío, se titula: "Una vez superado el carmín", http://marinahm.blogspot.com/search?updated-max=2009-06-02T00%3A49%3A00%2B02%3A00&max-results=15 (creo que al final le sumé alguna y tiene unas 122)

    Te propongo otro más breve. Titulado "Agri-dulce"
    http://marinahm.blogspot.com/2009/04/agri-dulce.html (relato de95 palabras)

    Dime que te parecen, me interesa mucho tu opinión. Si quieres me dejas el coment en mi última entrada, si no no lo veo (es una larga historia, perdí el correo de los comentarios)
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. 100 palabras son un mundo! aunque la palabra esté devaluada en el mundo de la imágen (que vale más de 1.000 de las otras)
    :))

    ResponderEliminar
  23. Hace poco concursé en un certamen de microrrelatos de cien palabras, parece que no pero se pueden contar muchas cosas, o imaginar.

    Y eso que no me gusta que me limiten.

    ResponderEliminar
  24. Sin duda que razón tienes. A mi cuesta un montón condensar lo que quiero decir, tambi´´en debido a mi poco conocimeinto de la escritura (aunque me considero un avido lector).

    ResponderEliminar