13 may. 2013

Huidiza Creatividad



Como viene siendo habitual en las entradas de los lunes, los micros que en ellas aparecen intentan dar voz a nuevos valores dentro del panorama literario. Los micros son una pequeña muestra de su labor escritoril, y el de hoy viene de la mano de un sevillano que firma como AC Ojeda. Con vosotros, Huidiza Creatividad.

- ¡Un cazamariposas! ¡Eso es lo que necesito!

Se fue a la tienda convencido de que la mejor opción para su problema era ese artilugio que servía para atrapar insectos. Al fin y al cabo él necesitaba algo para atrapar cosas.

Quino siempre estaba ideando cosas que después caían en sacos rotos. Proyectos que terminaban por salir de su cabeza en busca de otra mejor en la que anidar. Pero estaba seguro de que gracias a su nuevo cacharro conseguiría solventar la situación.

Con paso firme entró en la ferretería más cercana de su casa, se dirigió hacia el mostrador y le dijo al tendero:

- ¡Quiero un… - En ese momento sus ojos se cruzaron con un destornillador de estrellas que descansaba sobre una de las estanterías metálicas y recordó los cuadros que su mujer le había pedido que colgase días atrás. -…destornillador!, eso quiero.

Salió de la tienda con el destornillador en la mano, sonriente. Por fin iba a colgar aquellos malditos cuadros que tantos dolores de cabeza le habían dado.



AC Ojeda nació un caluroso domingo en Sevilla y desde muy joven empezó a escribir historias. Sus relatos han aparecido en varias antologías y revistas literarias, destacando entre otros "El Secreto del Campanario" (Postales desde el fin del mundo, Editorial Universo 2012), "El desván de Víctor" (Sweet Dreams, Corazón Literario 2013), "Despertar" (El hombre de mimbre 2012). En este momento se encuentra trabajando en la que será su primera novela que pronto verá la luz. En su afán por contar historias comenzó su andadura en el mundo audiovisual dirigiendo la webserie "Chica Narco", actualmente está trabajando en varios proyectos  de cortometrajes y largometrajes con su propia productora SLATEKILLER.

2 comentarios:

  1. Lo mejor es usar una navaja multiuso (Destornillador/cazamariposas/sintonizador TDT)

    ResponderEliminar
  2. Cuántas veces ocurre ¿verdad? anteponemos las necesidades de los demás a las propias. Un muy buen relato que, en mi opinión, dice más de lo que aparenta.

    ResponderEliminar