6 may. 2013

Solitude

El microrrelato de hoy es especial. No solo porque Cristina Jurado sea una de las compañeras con la que comparto espacio en El Fantascopio, sino porque podría decirse que es un micro internacional. Y todo ello, porque ella vive actualmente en Dubai, y desde allí me lo ha enviado. Os dejo con su texto, Solitude.


 “No hay mejor compañera que la soledad ni mejor regalo que una muerte rápida”, pensaba el capitán desde el módulo orbital. A la deriva, solo y sin posibilidad de rescate, cada movimiento de diafragma le robaba un poco más de vida, al tiempo que le devolvía la lucidez perdida durante el accidente.

Tendría que llorar algo si quería aliviar con las lágrimas la sed que le cortaba los labios y le oxidaba la garganta. Sin fuerzas, llorar era más difícil que rendirse. Llevaba horas en aquel exoesqueleto inutilizado por la sobrecarga de los sistemas. Incomunicado y atrapado en el traje anclado al suelo, no podía desplazarse ni mover los brazos.

Estaba entrenado para actuar con arrojo ante una situación semejante, solo que su valentía parecía haberse quedado en Tierra. Liberó la micro-dosis de cianuro de potasio encajada entre sus muelas y esperó. La muerte tarda demasiado cuando la buscas, como los taxis.

“El final fue rápido e indoloro”, mintió el responsable de la Nasa a su viuda. 



Cristina Jurado es licenciada en Publicidad, vive en Dubai con su marido y sus dos hijos, y estudia Filosofía por la UNED en sus ratos libres. Sus relatos de fantasía y ciencia-ficción han aparecido en diversas antologías y revistas digitales, y su novela “Del  Naranja  al   Azul”  (www.dnazproject.com ) salió publicada el año pasado. Mantiene el blog Más ficción que ciencia (http://blogs.libros.com/literatura-ciencia-ficcion/) en la web Libros.com  sobre el género que más le gusta y cualquier otro tema que llame su atención.

3 comentarios:

  1. Un micro muy bueno, me gusta la comparativa final con ese toque de mala leche.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias Daniel! Un amiguete dice que tengo un estilo "malalechil". Me alegra que te haya gustado :-)

    ResponderEliminar
  3. Magnífico microrelato, ¡felicidades!
    Me recuerda a un relato de Ray Bradbury, "Calidoscopio", que siendo muy diferente trata el mismo subsubsubgénero: la muerte solitaria en el espacio.

    ResponderEliminar