5 nov. 2013

Carpe Noctem

El microrrelato de hoy corre a cargo de un buen amigo del que aquí suscribe. Se trata de Jesús Cañadas, que tuvo a bien enviarme este texto hace ya unos meses  y que he guardado para la ocasión de celebrar su reciente novela, Los Nombres Muertos.

Os dejo con Carpe Noctem.


Me despierta un chorro de agua helada. El dolor vuelve a mí, y con él un chaparrón de recuerdos. Flashes de luz. Farolas. Una furgoneta. Una sombra. De espaldas. Una llave inglesa en la mano. Bajando. Subiendo, roja. Bajando.
Tengo magulladuras por todo el cuerpo y cortes que sangraban en la oscuridad latente. Me ha violado. Estoy maniatada, sentada en mitad de la habitación. El hombre de la manguera me mira. Decoran las paredes cosas innombrables, recuerdos de las anteriores ocupantes de esta silla. No se cubre la cara. Está sonriendo.
En el suelo ha extendido un trozo de lona. Objetos punzantes, muchos. Carcomidos de óxido y estratos de sangre ajena. Me cuenta lo que me va a hacer. Extremidades. Lengua. Genitales. Ojos. Yo apenas le escucho. Mi mirada está fija en un punto a su espalda. Allí, mi Maestro nos contempla desde el interior de las sombras. El odio sin lenguaje en sus múltiples ojos constata lo que ya sé: el auténtico dolor está a punto de comenzar. 

Para él, por tocar a una de sus siervas. 

Para mí, por dejarme atrapar por un humano.


Jesús Cañadas nació en Cádiz en 1980. Siempre vinculado a la literatura de género, sus relatos han aparecido en revistas como Asimov Magazine, Lovecraft Magazine, Miasma o Aurora Bitzine; así como en las antologías Visiones 2008, Errores de Percepción, Calabazas en el Trastero, Ácronos, Fantasmagoria o la más reciente Charco Negro.

En 2011 publicó su primera novela, El Baile de los Secretos, en la Colección Excalibur de la Editorial Grupo AJEC, llegando a ser finalista a Mejor Novela en los Premios Scifiworld. Los Nombres Muertos es su segunda novela, recientemente publicada en el sello Fantascy (Random House Mondadori).

Viajero incansable, ha vivido en más de trece ciudades en los últimos diez años. En la actualidad reside en Alemania, donde compagina la literatura de género con su trabajo en la Feria del Libro de Frankfurt.

3 comentarios:

  1. He empezado a leer Los Nombres Muertos y me esta encantando aunque en vez de inquietarme lo que me sale son pequeñas sonrrisillas por lo bien que capta la novela el ambiente tan caracteristico de las novelas de Lovecraft (lo del inicio con la luna gibosa y los seres irrenarrables ya me gano totalmente). ¡Y ademas sale Robert Howard!.

    Ademas por ahora el argumento me parece cojonudo para una partida a La llamada de Cthulhu, el juego de rol ambientado en la mitologia del genio de Providence.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por vuestro comentario. Sin duda, hay que seguir las evoluciones del bueno de Jesús, un buen escritor y mejor persona.

    Fer

    ResponderEliminar