17 jun. 2013

El Rito



El microrrelato que hoy nos acompaña es obra de Alexander Páez, se trata de El Rito. Él fue uno de los primeros en contactarme cuando pregunté si había gente interesada en mostrar sus textos en el blog. Y he aquí el resultado.

Eric miraba la palma de su mano derecha. Los surcos formaban dibujos ilegibles para él, pero que sus compañeros Kai y Lena sabían interpretar. Secretos escondidos en el capricho de sus arrugas.

– ¿Volveremos?– preguntó en un susurro a nadie en concreto, levantando la vista y fijándola en algún punto del horizonte. El viento le trajo una respuesta de silencio. Aquella noche habían decidido tomarse el capricho de encender un fuego. La protuberante roca en la que se alojaban y que habían trepado les daba una falsa sensación de seguridad.

Sus dos compañeros estaban allí sentados, chamuscando algo en el fuego. 

–Todo listo– dijo Kai. Sus manos sostenían un libro abierto, sus páginas se mostraban vacías, no había texto. Aquel grueso libro nunca se separaba de los brazos de su portador, era su bien más preciado.
 
Lena arrojó al fuego unas hojas de papel con garabatos, unas semillas azuladas y una piedra plana que emitía un leve fulgor rojizo y que se deshizo al contacto con las llamas. Trazó unas líneas en el polvo formado en el peñasco muy parecidas a las líneas de la mano de Eric. Kai alzó el libro y gritó al cielo:

–Escríbenos, devuélvenos el alma.

Sorprendido intenté responder, pero mi voz no fue escuchada. Comprendí entonces que debía redactar este texto. Así fue como el libro que Kai sostenía durante el ritual se llenó de palabras, dándoles vida allá donde anduvieran.

–Hemos vuelto– sonrió Eric.


Alexander Páez escribe y lee desde que tiene memoria. Actualmente se considera un nómada cuya tienda esta plantada en algún lugar de Cataluña, mientras estudia Historia del Arte y devora libros con gran voracidad. Su pluma fluye por el papel y cae en el blog Donde Acaba el Infinito, redactando artículos de opinión,  reseñas literarias y cuando la providencia así lo requiere, publica algún relato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada