2 sept. 2009

Sin sentido

(...) NI SI QUIERA TUVO TIEMPO DE DESPEDIRSE. Era un chaval moreno, alto y alegre, de esos que intentan olvidarse del miedo contando chistes y haciendo bromas. Su segundo día trepó por la escalera de la trinchera y, apenas asomó la cabeza, su sien estalló salpicando de sangre y sesos a todo el pelotón.

Aún llegan cartas, las remite una tal Laura. Si no fuera por ellas ya ni le recordaríamos. Por ahí están, metidas en un casco agujereado, nuestro particular relicario. Preferimos no pensar porque mañana podríamos ser nosotros. Así que, cuando alguien muere, brindamos por él y desterramos su recuerdo. Esas cartas duelen como alambre de espino clavado en las carnes.

Recuerda, si te dejo de escribir, no insistas, el casco ya está lleno.

Un beso,

A.


Si te ha gustado vota este blog en la categoría de cultura.



Imagen "Fallen soldiers" de ~CPkake.

88 comentarios:

  1. No hay guerra buena, todo son sinsentidos...

    ResponderEliminar
  2. Alguna carta debía ser así en alguna guerra.

    La injusticia de las guerras, recae en que las luchan aquellos que no deberian hacerlo.

    ResponderEliminar
  3. Leyendolo me ha venido a la cabeza la canción de El Último de la Fila de "Querida Milagros". Las guerras no las gana nadie, peo lastimosamente es la única manera que parece que la gente se pone de acuerdo en algo.

    ResponderEliminar
  4. Ftemplar, justamente esa canción inspiró este microrelato

    ResponderEliminar
  5. jodido. lo bueno es nunca perder la ilusión de que una nueva carta llegará.

    ResponderEliminar
  6. Flaco muy bueno el relato la verdad es que la otra ves me puse a leer el material del blg y me encanto te agregue a blogs amigos.
    Un saludo che!
    Pienso lo mismo de las guerras...

    ResponderEliminar
  7. Tu post me ha recordado a la genial canción "Querida Milagros" de los noo menos geniales El último de la fila...Saludets...

    ResponderEliminar
  8. No hay guerra buena, ni vacaciones que 100 años duren...Pues eso, que ya he vuelto.

    Un placer leerte; así el famoso síndrome postvacacional no es tan amargo...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. y si lo que pasa es que aunque suene raro el blog lo hice màs para que el publico escuche musica que para que la baje. Por eso se subir màs que nada discos clasicos que ultimos lanzamientos y bandas underground. Un saludo che!

    ResponderEliminar
  10. Son un sinsentido pero existen. Buena entrada como siempre.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Hola, estoy visitandote para agradecerte la visita y comentario en mi blog.
    Muy interesante tu ultimo post.
    saludos.

    ResponderEliminar
  12. el humano en sí mismo es un sinsentido.. con pocas excepciones..melsms

    ResponderEliminar
  13. Un viejo tema de una banda de metal argentina decía: "Al asesinato en masa, los hombres lo llaman guerra". Muy buen post, muy buen blog! Éxitos. Jesús

    ResponderEliminar
  14. Las guerras son horribles, no deberían existir pero aquí como en todas partes aplicamos aquel dicho que dice "A rey muerto, rey puesto".Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Que bonito! me ha recordado a una canción que cantába en mi niñez en los campamentos..."Ayer madre en las trincheras...la la la la la..." Aisss, que recuerdos!!
    De mis cervicales estoy mucho mejor, aunque me temo que entre el golpecito y mis cosas varias, ya tendré molestias para toda la vida, pero de momento...llevaderas.
    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  16. Estas rompedor con tu blog, felicidades

    ResponderEliminar
  17. las guerras no tienen sentido ninguno, y siempre quedan muchas víctimas en el olvido, a no ser por esa carta...

    ResponderEliminar
  18. Qué bonito relato y pobre Laura... Corroboro los comentarios anteriores sobre el sinsentido de la guerra y no aporto más porque me aburren y no las entiendo...

    dirty saludos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. Supongo que yo no entiendo mucho de eso pero ¿no sería posible solucionar los problemas de otra manera? ¿Cuantos han caido y tendrán que caer? Desde mi corto entendimiento no lo entiendo. Un post duro donde los haya.
    Un beso y gracias por tu visita a mi blog.

    ResponderEliminar
  20. Estas historias demuestran que la guerra es absurda...

    Nunca aprendemos.

    Un beso,
    Mun

    ResponderEliminar
  21. No hay guerra con sentido, ni muerte justificada.

    ResponderEliminar
  22. Enhorabuena por tu talento, relatos y reflexiones
    Y mil gracias por tu complicidad y apoyo hacia nuestro enfoque radiofonico
    Un abrazo!
    Javi

    ResponderEliminar
  23. Me gusta el concepto del blog...
    Me gustaría saber más de Deprisa...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. He entrado a votarte.
    Te aplaudo también.

    Es cruda y fragil
    esa realidad que describes.

    Enhorabuena por haberle sabido poner tanto sentimiento.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  26. [...]Pululando por la web, en uno de mis pocos ratos de aburrimiento, he llegado a "deprisa-deprisa" un blog que me ha impresionado muchisimo por todo su sentimiento[...]
    rivasalberto.com

    ResponderEliminar
  27. yo conozco muchas personas que cuentan chistes y se rien todo el tiempo para que no se les note el miedo :S eso no esta bien digo yo!

    ResponderEliminar
  28. Hola! Que terrible son las guerras me recuerda a la guerra de las islas Malvinas .
    Gracias por pasar por nuestro blog.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Gracias por tu visita Deprisa,y por el consejo, aunque la vida me ha tratado bien y no me ha sido necesario mendigar amor.

    En cuanto a esta entrada, bueno, simplemente me ha puesto los pelos de punta. Siendo yo alto moreno y bromista aun en los peores momentos,embarcado en mi guerra particular, enamorado de una tal Laura que se que seguiria escribiendome cartas aun muerto.


    Gracias por dejarte leer.

    ResponderEliminar
  30. Hola Deprisa aqui la de Pasitos Cortos. Gracias por tu comentario en mi blog, ya nos hemos saludado alguna vez. Merece la pena que visites este sitio. Aún me quedan dos entradas sobre la zona. Es de una belleza alucinante. Conozco Zamora, he estado hace dos años en Semana Santa y me he encantado. Tengo varias amistades cercanas de allí mismo. Gente seria, adusta, pero de confiar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  31. Deprisa muchas gracias por visitar mi blog, asi tengo la oportunidad de disfrutar del tuyo...pero sin prisa, las cosas buenas cortas o largas, se leen así, y asi las guardamos en nuestra retina, está precioso tu blog, y merece la pena pararse en èl, ya se donde venir sin...prisa a detenerme a leer y reflexionar.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  32. Hooolaa!
    muchas gracias por visitarnos, nos hace mucho bien tus palabras. Por si Manuel todavía no lo hizo te invito a pasarte cuando quieras por valencia y si es una jornada sabática, mejor!
    Tiene razón Campanita de Barzaires, tu blog es muy cálido y creo que todavía no había tenido la oportunidad de decirtelo.
    Que tegnas buena semana
    Paula

    ResponderEliminar
  33. Muy verdadero ,lamentablemente yo lo atestiguo desde israel, ojala no fuera tan verdadero, gracias al post bien podria ser una secuencia de todos los días aquí, gracias a tu visita a mi blog y abrazos especiales de luz para ti entre tantas sombras en el mundo, desde israel.

    ResponderEliminar
  34. Duro y profundo texto... pero hermoso a la vez.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  35. Buen micro-relato, a ver si ya de una vez por todas se acaban las guerras, un saludo.

    ResponderEliminar
  36. A mi tampoco me gusta guerrear, ni siquiera en la vida cotidiana. Soy de las que les encanta mandar cartas aunque el casco está lleno. Hasta que te das cuenta que mejor dejar espacio al casco para que al menos le entre oxígeno y una bonita brisa.

    ResponderEliminar
  37. me gusta tu comentario, me gusta tú blog. He votado pero me ha salido una cosa rara.
    Quiero animarte a colaborar en el blog/web, tú diras. Insisto me ha gustado la linea de lo que escribes.
    Si te quieres animar apoyando la ECOLOGIA POLITICA, y quiees moverte...estamos a tu disposición
    Estamos en Alcorcón, y somos la base del partido de los Verdes...aunque nuestra linea es mas por cultura verde, por el medio ambiente, por el descubrimiento de zonas verdes etc.

    ResponderEliminar
  38. Muy bonito el relato. Que pena que tengamos que vivir hechos como estos. me gusta lo que has escrito si es verdad que no hay guerra buena ni mucho menos, destrás d ecada guerra hay luchas de poderes.

    ResponderEliminar
  39. Felicidades por tu buena marcha en los premios "20 minutos" y por tu fidelidad a lo breve. Buena fórmula para estos tiempos y tantas veces menospreciada, aunque se diga aquello de no hay breve malo. Vale más un buen resumen o cuento que toda una novela. Lo malo es los que no encajamos ni con nuestros propios ideales, o le somos fieles tan escasamente.
    Reitero mis felicitaciones, sobre todo cuando se trata de extraer del olvido a alguien, o de extraer del olvido el propio hecho de extraer del olvido, esa es la mejor de las memorias, perteneciente al género de inteligencia que practican o usan tantos de los que escriben sobre todo cuando el éxito no les corrompió: la emocional.

    ResponderEliminar
  40. q triste me ha puesto. Pero me ha gustado :D

    ResponderEliminar
  41. Para contrarestar un poco, una enhorabuena. Ya estais en el tercer puesto de la general. Un saludo.

    ResponderEliminar
  42. Perdón... contrarrestrar, me comí una erre ;)

    ResponderEliminar
  43. Ahora me pasé. Hoy tengo un problema con las letras. :)

    ResponderEliminar
  44. Como es la vida , hoy ha salido publicado en la vanguardia: muere un peaton al caérsele un suicida encima en Viladecans.
    Tres dias despues del post del suicida. Imitara la vida a deprisa-deprisa jaja

    ResponderEliminar
  45. Muy sencillo y a la vez llega fuerte. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  46. Las guerras nunca conducen a nada, bueno sí, a muchas coas, pero todas negativas: venta de armamento y generar odio y rencor entre las personas, muertes,....

    Un saludo desde A Lareira Máxica.
    Julio

    ResponderEliminar
  47. Me pareció un buen relato, un tanto duro pero emotivo a la vez. Las guerras provocan muertes sin sentido. ¡Ojalá algún día pertenezcan sólo a nuestro pasado!
    Gracias por visitar mi blog. Éste ya lo conocía de alguna visita anterior y me parece interesante, es una buena idea lo de los relatos breves: en este mundo de prisas es bueno hacer una breve pausa para leer un texto literario.
    ¡Suerte en los premios 20 Blogs!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  48. Hola, ademas lo voy a incluir en el blogroll y me hago seguido El nuevo se acaba d estrenr en este instante! ajajja

    ResponderEliminar
  49. Hola corazón... Pasé a dejarte un beso porque hacía mucho que no te leía. Tuve corrida con mis niños, todo parece ir regresando a su sitio ahora.

    ResponderEliminar
  50. A veces la vida es tan horrible que el cuerpo ya no siente nada.
    Y eso es bueno, y mantiene la cordura atada a nuestra sombra.

    ResponderEliminar
  51. La injusticia de las guerras, recae en que las luchan aquellos que no deberian hacerlo.

    nada más que decir... que... ah! me recordó a Leonard xp

    Saludos Deprisa, gracias por pasar a comentar el blog n_n

    ResponderEliminar
  52. Me encantó! Que bueno que me dejaste ese comentario para que me dieras oportunidad de conocer tan delicioso espacio!

    Nos leemos entonces y te doy follow

    un saludo!

    ResponderEliminar
  53. Enhorabuena, por tus relatos...
    Ninguna guerra es buena, tras ella siempre hay desolación,llanto, dolor,tristeza...yo voto por aquel lema topico..."haz el amor y no la guerra"...el mundo seria más vivible.
    Un saludo, sin prisa.

    ResponderEliminar
  54. Tremendo microrelato, de los que son un puñetazo al estómago.

    Esperemos que no se tengan que llenar nunca más cascos...

    ResponderEliminar
  55. jijiji, veo que también te ha picado el gusanillo con lo de los ojos..jejjeje.
    Bueno, pues dado el éxito voy a hacer un tutorial, lo único es que voy a tardar un poquito, porque hasta que no termine todas mis drogas...
    A ver si hoy puedo hacerlo.
    Un saludin.

    ResponderEliminar
  56. Enhorabona per la feia feta...i per l'éxit del teu blog ;-)

    ResponderEliminar
  57. Duro y realista, ¿Pero porque seguimos llenando cascos? ¿porque?

    ResponderEliminar
  58. que bueno este relato.esta muy interesante tu blog,me gustó mucho

    ResponderEliminar
  59. Extraordinaria y potente la imagen de esas cartas que llenan el espacio que debería ocupar el que ya no está. Y estoy de acuerdo con los que han comentado que esas cartas deben seguir escribiéndose, al menos hasta que siga habiendo guerras. Puesto que esas cartas dan forma y llenan los cascos y los uniformes de los que no debieron desaparecer de ese modo, recordándonos, porque hay gente que olvida muy fácilmente, que las guerras no representan sino el horror, la muerte y la destrucción, sin más, nadie gana, a no ser la ambición económica y de poder de unos pocos. Tal como sugieres con el genial final del microrrelato, el próximo puede ser cualquiera. No war, stop murders!

    Bravo por tu post

    ResponderEliminar
  60. No me gusta la realidad que expresa, pero me gusta mucho como lo expresas. Te atraviesa el corazón como una bala.

    ResponderEliminar
  61. Por fin estás en 3º puesto!, superando a los macarrones rancios esos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  62. Cuánto me recuerda a "Querida Milagros".
    Directo y contundente, pero bello, como siempre.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  63. Aun llegan cartas las remite una tal Laura...

    Me ha gustado esa frase como tal¡¡¡

    Muy buena

    ResponderEliminar
  64. Terrible relato, uf, seguro que no hay guerra buena, y siempre paga quién no tuvo la idea.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  65. Muy bueno.

    Todo parece muy simple y naif, pero nos muestra, en una forma casi subliminal, el espanto constante en los soldados del frente de batalla.

    Sin sentido es esa irracional manera de resolver los conflictos a costa de sueños, esperanzas y muchas vidas inocentes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  66. Duro pero real, así es la guerra, así la hemos inventado. Sin sentido, sin motivos.

    Somos culpables.

    Un cordial abrazo.

    ResponderEliminar
  67. No me gustan las guerras,sólo pensar en ellas me causa dolor.
    Creo que quizá soy cobarde en ése sentido y escondo un poco la cabeza como la avestruz.

    Me ha encantado tu escrito,si no te importa lo haré un poco mío.

    Besossss

    ResponderEliminar
  68. Que texto más emotivo. Lástima que los que fomentan las guerras sean analfabetos y no sepan leer. Porque , esos, son ciegos, sordos y la única forma de hacerse entender es a base de palos ... que triste.
    Si descubrieran el poder de la sonrisa, la mágia de la música o el gozo de escuchar ...

    Genial texto

    Salu2
    Vador

    ResponderEliminar
  69. Hay una guerra la obvia ,la que nos averguenza como especie , pero hay otras guerras y otras muertes,silenciosas.

    Viernes 3 AM



    La fiebre de un sábado azul
    y un domingo sin tristezas.
    Esquivas a tu corazón
    y destrozas tu cabeza,
    y en tu voz, sólo un pálido adios
    y el reloj en tu puño marcó las tres.
    El sueño de un sol y de un mar
    y una vida peligrosa
    cambiando lo amargo por miel
    y la gris ciudad por rosas
    te hace bien, tanto como hace mal
    te hace odiar, tanto como querer y más.
    Cambiaste de tiempo y de amor
    y de música y de ideas
    Cambiaste de sexo y de Dios
    de color y de fronteras
    pero en sí, nada más cambiarás
    y un sensual abandono vendrá y el fin.
    Y llevas el caño a tu sien
    apretando bien las muelas
    y cierras los ojos y ves
    todo el mar en primavera
    bang, bang, bang
    hojas muertas que caen,
    siempre igual,
    los que no pueden más
    se van.

    ResponderEliminar
  70. Excelente microrelato,amiguete..
    A mi tambien me ha venido a la mente la cancion de Querida Milagros,de Los burros o Ultimo de la Fila (no recuerdo si se habian ya cambiado el nombre)

    ResponderEliminar
  71. Me ha recordado a una antigua canción de "El Último de la Fila", titulada "Querida Milagros"... que me ponía la piel de gallina.

    Besos.

    ResponderEliminar
  72. Gracias por la suerte en los exámenes!! Espero que todos me salgan bien.

    Por cierto, una combinación de texto y foto interesante.

    ResponderEliminar
  73. Me ha gustado mucho aunque es bastante "crudo". Mientras leía me ha venido a la mente una canción de Alice in Chains que se llama Rooster, el guitarrista de la banda la escribió basándose en lo que su padre había vivido en la guerra de Vietnam. Bueno, que me voy por las ramas =P, me ha encantado!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  74. Precioso relato. Triste pero bonito.

    Tienes razón, no hay guerra buena. Además, siempre mueren los más necesarios...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  75. Ufff, el relato me ha puesto los pelos de punta... la estupidez humana trae muchas consecuencias. Un beso.

    ResponderEliminar
  76. Uf...
    qué duro...
    No hay verdad más grande, no hay guerra buena.

    ResponderEliminar
  77. Hola,

    Me ha recordado a Ernest Hemingway en "Adiós a la armas"

    Un relato triste y muy real.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  78. wow.

    te acabo de votar en 20 blogs. vine aqui por un comentario que dejaste en otro lado, no conocia este blog y ha sido un descubrimiento.
    también leo otro, es una novela hecha de posts, pero a la vez cada post es independiente. a mi me gusta mucho, quizá te interese:
    http://sincaminosprevios.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  79. Algunas líneas,
    tristes ellas,
    una imagen
    y todo un manifiesto por la Paz.
    Excelente!

    Si
    Paz y Amor!
    consigna que guardo desde joven
    cuando Vietnam ardía en injusticias y muertes.

    Muchos saludos!

    Adal

    ResponderEliminar
  80. Sí señor, la guerra es un cúmulo de injusticias, en el que tan solo pagan los que no deberían, a mi me ha hecho recordar a la estupenda película Salvar al soldado Ryan, todo empieza por una serie de cartas. Y por supuesto, tiene mucha razón ftemplar, muy acertado con la canción de Querida Milagros.

    ResponderEliminar